Últimos temas
» The Silenced: Academia Gyeyag - Af. Élite
Dom Nov 13, 2016 9:26 pm por Invitado

» ¿Qué estás pensando?
Vie Oct 21, 2016 7:57 am por Shim Chang Min

» registro de grupo
Mar Oct 18, 2016 12:53 am por Min Yoon Gi

» — Determination { Afiliación Élite - Cambio de link/nombre }
Sáb Oct 01, 2016 6:23 pm por Invitado

» Mind your own bussiness [Yuri]
Jue Sep 29, 2016 4:35 am por Kwon Yu Ri

» The Change || Twilight || Normal || Cambio de botón
Jue Sep 22, 2016 3:03 pm por Invitado

» Entre relojes de arena
Mar Sep 20, 2016 10:59 am por Shim Chang Min

» The Change || Twilight || Apertura || Normal
Lun Sep 19, 2016 10:28 pm por Invitado

» Skyfalls RP -Elite.
Lun Sep 19, 2016 5:18 pm por Invitado


¿Qué escondes ahí? [Priv. Chen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Qué escondes ahí? [Priv. Chen]

Mensaje por Byun Baek Hyun el Lun Jul 25, 2016 4:35 pm


Kim Jong Dae & Byun Baek Hyun. Vivienda da EXO. 11:30 p.m. A promise between us.

¿Qué estaba haciendo? Ni él mismo lo sabía. Pero ya no lograba discernir la realidad de sus propios pensamientos, y lo ocurrido hacía apenas unos días se había convertido en un mero cúmulo de circunstancias, cuya importancia era menor ahora mismo que el acabarse el líquido contenido en esa botella que sostenía entre los dedos con tembloroso pulso. Y eso resultaba agradable, así que no se detuvo. No lo haría, continuaría bebiendo hasta que el sueño se llevara consigo todo rastro de conciencia, o hasta que el alcohol ingerido nublase por completo la cordura que aún lo mantenía en pie; cualquiera de las dos alternativa resultaba lo suficientemente llamativa para Bak Hyun en ese momento para considerarla como opción. Emitió un largo suspiro y se incorporó en el sofá con la ayuda de una de sus manos, buscando poder apoyar los labios contra la boquilla y dar otro trago más. Aún quedaba la mitad del contenido, y cuanto más bebía más parecía aumentar, así que dio un nuevo trago, y otro más, y otro... hasta que sintió el líquido comenzar a escurrirse por una de sus comisuras en un fino hilo. Entonces la colocó sobre el suelo, y con el dorso de la mano se limpió los restos de ron.

Seguramente la imagen que daría ahora sería completamente deplorable, pero necesitaba sumergirse más profundamente en sus vicios, expulsar todo posible razonamiento que aún quedara en él y, por desgracia, si se paraba a pensar detenidamente en sus actos todavía sentía el peso de la culpa golpeándolo, como un martillo de afilado hierro buscando crear una hendidura en su carne, traspasando hasta el centro mismo de su pecho, recreándose en el vano argumento de sus pesares. Por eso no se detendría. ¿Qué iba a perder? Seguramente cuando todos llegaran él ya estaría durmiendo, las únicas consecuencias que iba arrastrar vendrían al día siguiente en forma de resaca, pero eso era algo en lo que ahora prefería no pensar. No, no quería pensar en nada. En ese momento no había nadie en la casa, estaba solo, completamente solo, y no podía estar seguro de si aquello resultaba un alivio o el aumento del pesar que ya de por sí sentía. No existía nada realmente dramático en su vida, y muchos podrían incluso pensar que se estaba ahogando en un vaso de agua, pero... él simplemente estaba confuso, y el alcohol no había hecho sino aumentar su lado más racional, empujándolo con implacable fuerza hacia el actual desenlace. Cuando al día siguiente recordase lo acontecido era más que probable que se riera de sí mismo.

Y no le importaba qué pensaran de él sus compañeros, la gente de la calle, las fans... Estiró los dedos al frente, observándolos como si en ellos hubiera algo realmente interesante de ver. ¿Qué dirían las fans si lo veían así? Seguro que jamás se lo habrían esperado, pero Baek Hyun era humano, y tenía derecho a tener debilidades, a caer presa de su propia miseria, a entregarse a sus vicios y no preocuparse por nada más... ¿verdad?

Escuchó un sonido procedente de la puerta, y en un rápido impulso se puse en pie. No era dado a moverse demasiado, y en ese preciso instante menos, la pereza tiraba de él hacia el sofá, para que de nuevo volviera a dejarse caer sobre su mullida superficie. Pero cuando quiso darse cuenta ya se encontraba caminando por el pasillo hacia la entrada, con la curiosidad brillando en sus enrojecidos orbes. En cuanto reconoció a Jong Dae en la figura que se acercaba no se lo pensó dos veces y se lanzó sobre él, abrazándolo por el cuello. - Jonggiee, bienvenido a casa. -Dijo con tono -quizá demasiado- alegre, tirando luego de él de vuelta al salón. No hacía falta ser muy listo para notar que su forma de actuar no era normal. - No te guardé cena, pero tengo esto, toma. -Y cogió la botella que había quedado en el suelo para ponérsela en las manos. - ¡Bebe conmigo!
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.