Últimos temas
» The Silenced: Academia Gyeyag - Af. Élite
Dom Nov 13, 2016 9:26 pm por Invitado

» ¿Qué estás pensando?
Vie Oct 21, 2016 7:57 am por Shim Chang Min

» registro de grupo
Mar Oct 18, 2016 12:53 am por Min Yoon Gi

» — Determination { Afiliación Élite - Cambio de link/nombre }
Sáb Oct 01, 2016 6:23 pm por Invitado

» Mind your own bussiness [Yuri]
Jue Sep 29, 2016 4:35 am por Kwon Yu Ri

» The Change || Twilight || Normal || Cambio de botón
Jue Sep 22, 2016 3:03 pm por Invitado

» Entre relojes de arena
Mar Sep 20, 2016 10:59 am por Shim Chang Min

» The Change || Twilight || Apertura || Normal
Lun Sep 19, 2016 10:28 pm por Invitado

» Skyfalls RP -Elite.
Lun Sep 19, 2016 5:18 pm por Invitado


a thousand years later

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

a thousand years later

Mensaje por Kim Jong In el Vie Jul 22, 2016 5:55 am

Jongin ha sido un buen hijo desde que nació, siempre más callado y obediente que sus hermanas mayores. Ha hecho todo lo que es esperado de él: ha ido a la universidad, ha tenido buenas notas, ha conocido a una mujer agradable que fue su mejor amiga primero, y su novia después y así el matrimonio luego sólo pareció seguir naturalmente. Un anillo heredado de sus padres y muchas juntas para decidir de qué color serían las servilletas de la recepción y ¿dónde se sentará su tía abuela? después, Jongin se encuentra acá. En el vestíbulo del hotel, a minutos de tener que decir sus votos y tomar a Kim Tae Yeon como su esposa con cincuenta y tantos de sus más familiares y amigos más cercanos para presenciar la unión.

Su madre tiene lágrimas amenazando con arruinar su mascara de pestañas cuando Jongin la encuentra. Él le da una sonrisa tímida de vuelta cuando ella le abraza como si quisiera romper sus huesos "Mamá por favor" Jongin murmura con cierta incomodidad y ella se aleja de él, limpiando sus lágrimas con cuidado cuando lo mira, su sonrisa radiante y llena de orgullo. Le hace recogerse en su puesto porque su madre se siente tan feliz por él y Jongin no entiende por qué está sentimiento en su pecho, como si estuviera fallándoles a todos. Incluso cuando hace lo que quieren.

Él ya puede ver qué sigue. Como si su vida ya estuviera planeada. Su luna de miel que planearon juntos a Fiji, la casa en un Gangnam que sus padres pagaran por ellos; los dos hijos que tendrán y como irán a las escuelas más caras. Hace su cabeza girar y quiere tener un momento para sentarse a pensarlo dos veces porque Taeyeon no se merece a un hombre que dude tanto en sólo hacer lo que es correcto, pero su mamá está jalándolo hacia el pasillo antes de que pueda divagar más porque parece es el tiempo de la función. Él - el novio- vestido de pies a cabeza con un traje de diseñador camina al ritmo del vals nupcial que el músico toca en piano; los invitados sonríen mientras él va pasando y Jongin intenta con todas su fuerzas devolver sus sonrisas sin que parezca que de verdad le está tomando esfuerzo. Ve el rostro del Padre hacerle un pequeño gesto en saludo y su madre suelta el brazo de su hijo menor con una última mirada de adoración al mismo tiempo en que coge su asiento.

Así que esto es. Jongin supone, unos segundos más y dejará de ser soltero y pasará a ser un hombre de familia. Mira al piso un par de veces, la niña de las flores aparece y la música se vuelve más lenta. Todos los invitados y Jongin giran sus cabezas pero de Kim Taeyeon no hay rastro; él cree que ahora sí vomitará.


Última edición por Kim Jong In el Dom Jul 24, 2016 4:55 am, editado 1 vez
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: a thousand years later

Mensaje por Kim Tae Yeon el Vie Jul 22, 2016 8:58 pm

Hoy es el mejor día de tu vida” le repetían una y otra vez pero TaeYeon no lo sentía de esa forma. Estaban su madre, su hermana y una de las hermanas de JongIn con la que siempre se llevó bien metidas en un cuarto de 4x4 ayudándola a preparar los últimos detalles en su vestido. Si bien el vestido había quedado tal y como lo habían pedido su madre no dejaba de decir que le faltaba algo y que si encontraba una piedra fuera de su lugar acabaría con la carrera de la diseñadora (Porque claro, simple brillantina era demasiado básico, debían pedir unas cuantas incrustaciones de diamante para quedar satisfechos). Claramente estaba ansiosa y entre feliz y triste por tener que entregar la mano de su hija al que había sido su novio por tanto tiempo. Suspiro y miro a lo lejos a su hermana pelearse con su hermano porque este ya quería verla pero su hermana insistía que ningún hombre debía mirarla hasta que llegara al altar. Rio, y puede que ese haya sido el único momento en el día hasta ahora en el que haya reído de forma honesta.

Quería a JongIn, lo apreciaba y haría cualquier cosa por él porque al final habían estado juntos por tanto y en tantas cosas, y no necesariamente se refería a su tiempo siendo pareja, pero ¿Realmente estaba segura de querer eso? ¿Estar unida a él para siempre? En su cabeza una voz gritaba no, no y no, y sorprendentemente su corazón no se oponía a eso. Su cabeza estaba en otra parte, pensando en otras cosas y las voces de su madre y hermana se oían lejanas pero alcanzaba a distinguir un “Ya es la hora” que lograba hacer que su corazón se comprimiera de una forma tan desagradable que estaba a punto de gritarles que se callaran pero no lo hizo.

De un momento a otro pasó de estar en el cuarto al costado de la entrada de la iglesia. Su padre estaba a lado y escuchaba el sonar del piano tocando la típica melodía nupcial para que entrara. Su padre tiro un par de veces de su brazo, suavemente invitándola a caminar pero ella no se movió de su lugar “¿Estas bien?” Y sacudió la cabeza de forma negativa “Son los nervios, descuida” un tirón más fuerte que los demás logro hacerla caminar a duras penas hacia la entrada y luego por el pasillo. Atreves del velo veía las miradas atentas de familiares, amigos y a lo lejos a su hermano que parecía querer echarse a llorar después de esperar tanto por verla. Sonrió y agradeció que fuera lo suficientemente tonto incluso en ese momento como para hacerla sonreír sin embargo dejo de hacerlo al ver a JongIn y no necesariamente porque fuera el sino por lo que pasaría a continuación en la vida de ambos. Quería huir pero no lo hizo porque su hermana le había dicho una y otra vez que el día de su boda quería hacer algo similar porque vomitaba nervios y, pensó, que le pasaba lo mismo ahora.

Por fin llego hasta al altar y sin mirar a su futuro prometido tomo su mano y la presiono con fuerza, como solo había hecho esas veces en las que él la había llevado a la casona del terror diciendo que sería divertido pero ella se rehusaba a experimentar ese tipo de diversión. Esas veces lo había disuadido y terminaban comiendo pizza bromeando por lo miedosa que podía llegar a ser pero no estaba segura de que el resultado fuera a ser el mismo en ese momento. ―JongIn ah… Tengo miedo― susurro mientras el padre hablaba frente a ellos, siguiendo el discurso previo a dar los votos. Sentía que decepcionaría a todos en unos minutos más.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: a thousand years later

Mensaje por Kim Jong In el Dom Jul 24, 2016 4:54 am

— Noona — Él murmura, un poco fuera de aliento cuando la ve entrar por el pasillo, su mirada está fija en ella junto con la de todos los invitados. Sin voltear a verse sabe que su madre ha empezado a llorar de nuevo y con seguridad ha llevado una mano a su pecho como siempre lo hace cuando está sobrecogida con orgullo.

Taeyeon se ve preciosa, él piensa, sus ojos mirándola de arriba a abajo. El vestido por el cuál discutieron tanto tiempo de seguro valió la pena el esfuerzo porque Taeyeon se ve como alguna princesa perdida de Disney. Él sonríe al verla, en parte aliviado, pero por otro lado se siente culpable por haber estado feliz hace unos momentos, cuando ella no aparecía aún. Jongin extiende su mano para recibirla, ayudándola a acomodarse junto a él. Dedica una mirada rápida hacia el señor que habla frente a él y presume que debería oírlo y quedarse en silencio pero calmar a su prometida le parece más urgente —Todo estará bien — él asegura en una voz diminuta, entrelazando los dedos con los de la mayor y mirando directo a sus ojos. Jongin espera que quizás si murmura esas palabras lo suficiente, él también deje de sentirse atrapado.

El Padre continúa hablando y él busca la otra mano de su novia. Toma otro respiro grande e intenta enderezarse. Ha practicado sus votos casi todos los días estas semanas, por lo que sabe exactamente qué es lo que tiene que decir, practicado palabra por palabra hasta que le quedan en su memoria y descarta el papel doblado infinitas veces con tinta borrosa que contiene la promesa que los une por siempre. Hace un pequeño giro y vuelve sus ojos a los de ella, mirándola frente a frente. — Yo, Kim Jong In — Él empieza — Prometo amarte incondicionalmente; prometo cuidarte y  tratarte como a una compañera y mi mejor amiga por cada momento de nuestras vidas. Yo prometo nunca dudar de ti y recorrer ciudades enteras si es que significa conseguir esos dulces que te gusta comer cuando estás enferma, sólo para verte sonreír. — Él hace una pausa para lamer sus labios, y escucha unas risas acalladas delos invitados — Y por sobre todo, prometo ser tuyo, y sólo tuyo, por el resto de mis días— Desde la esquina de sus ojo, Jongin ve llegar a uno de sus sobrinos bebés acompañados por su cuñado, quien trae los anillos, él les dedica una mirada y luego vuelve a mirar a su novia— Kim Tae Yeon, ¿me tomarías por tu esposo?
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: a thousand years later

Mensaje por Kim Tae Yeon el Vie Ago 05, 2016 6:25 am

―No podía volver su vista al padre que hablaba hacia ellos. Solo podía y quería ver a JongIn frente a ella. Siempre le trasmitía seguridad y ese momento no era la excepción, realmente la estaba haciendo sentir segura pero no por eso las ganas de huir se alejaban de su cuerpo y no podía explicarse porque quería simplemente salir de ahí. Mentira. Realmente sabía y saberlo era lo que más la aterraba. Presiono las manos de su prometido entre las suyas en cuanto ambas estuvieron juntas. Para ella JongIn siempre había sido un chico guapo, era alto, su tono de piel era peculiar, sus facciones estaban bien definidas y era un gran chico con ella. Recuerda que cuando se hicieron novios sus amigas le dijeron una y otra vez lo celosa que estaban de ella y aunque Tae se sentía feliz no veía realmente porque sentir celos, no se sentía la chica afortunada que todos le decían que era y tampoco sentía su vida completa con el cómo su acompañante. A veces se preguntaba y temía preguntarle a su novio si el realmente sentía algo cuando se besaban, cuando hacían “el amor” hasta la madrugada. Porque, por su parte, ella no sentía nada o no lo que hubiera esperado sentir de una relación como la que tenía con él.

Su corazón se contrajo de forma dolorosa cuando lo escucho hablar porque el parecía tan enamorado de ella, y ella estaba dudando de lo que sentía por el justo en ese momento y tal vez incluso desde antes pero solo hasta ahora se lo había planteado con seriedad. Sin embargo sonrió, y lo hizo de forma sincera porque era un tonto, porque lo quería con todas sus fuerzas pero sin llegar al amor. Ella también tenía sus votos ensayados, se los dijo una y otra vez a su hermana que decía querer llorar cada vez que los escuchaba. Tomo aire y rogó por no titubear al decirlos. Era su turno.

Yo, Kim TaeYeon…― miro de reojo a su hermana que la animaba a seguir. Apretó sus labios y continúo.  ―Prometo seguir estando siempre a tu lado, cuando me necesites, de la misma forma en la que he estado contigo todos estos años. Prometo seguir recordándote que ese chiste viejo que siempre te hace reír cuando estas deprimido. ― Apretó sus labios nuevamente por un segundo dudosa de continuar porque iba a cambiar lo que tenía en su cabeza.  ―Prometo que nunca dejare de verte como ese chico tonto que conocí cuando niños porque eso es lo que nos tiene aquí ahora y espero que tú tampoco dejes de verme como la chica que perdió a la mitad de sus amigos por estar con el “chico loco por el pollo. ” Nunca  he entendido porque te encanta pero seguiré haciéndote sándwiches cada vez que quieras uno. Siempre te querré, seguirás siendo especial para mí toda la vida. También espero que me veas así siempre, sin importar lo que pase… O diga. ― Se calló y solo asintió en señal de haber acabado. Sabía lo que venía ahora y tenía miedo de escuchar esas palabras, sabía que diría. No quería lastimarlo. Cuando escucho esa pregunta se congelo y no respondió de inmediato como cuando le pidió matrimonio. Un silencio invadió el recinto entero y TaeYeon tuvo que bajar la cabeza porque las lágrimas empezaban a salir de sus ojos.

JongIn…  ¿Seguirás a mi lado? ―No espero respuesta y alzo un poco su cabeza para mirarlo, tratando de evitar la mirada del resto de los invitados. Seguro no entendían lo que pasaba, tal vez pensaban que diría un par de cosas cursis más antes de aceptar ser su esposa. ―No puedo casarme contigo… No… No quiero. ―Lo dijo en un susurro pero el eco del lugar hizo que el resto lo escuchara y expresiones de sorpresa empezaron a oírse uno tras otro. ― No me gustas… Yo… Quiero decir… No me gustan los chicos como tú. Eres estupendo pero...―Carraspeo y sintió ganas de golpearse. ― No me gustan los chicos JongIn… Soy… ― Apretó con más fuerza sus manos, sentía las lágrimas llegar hasta su barbilla y caer al suelo. Podía imaginar a su madre y padre querer levantarse y detenerla, decepcionados. ― Soy lesbiana. ―Termino por decir y cerró los ojos sin fuerza para verlo. En ese momento esperaba todo una tormenta cayendo sobre ella.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: a thousand years later

Mensaje por Kim Jong In el Dom Ago 14, 2016 9:10 am

Las palabras de Taeyeon hacen que tantos recuerdos vuelvan a su mente. Imágenes deslizándose rápidamente en una pantalla en su cerebro, mostrándoles una especie de compilado de su vida juntos; se siente un poco como un vídeo musical. Es gracioso, él cree, enderezando su postura, como hace algunos segundos quería aventarse desde una de las ventanas del edificio, y ahora con sólo unas palabras de ella, se siente bien otra vez. Toma otro gran bocado de aire y se concentra, repitiendo en su mente que todo estará bien y no tiene nada de qué temer.

Irónicamente al tiempo en que tiene ese pensamiento, su sonrisa es quebrantada en mil pedazos, y su mente deja de procesar cosas. ¿Habrá oído bien? Dedica una mirada llena de pánico a su novia, ¿o ex novia? Ya no lo sabe; y siente los ojos de su hermana mayor, prácticamente clavándoseles en la espalda y quemando con preocupación.
Él no sabe exactamente cómo sentirse al respecto, ¿debería estar triste? porque no lo está. Ciertamente se encuentra un poco impactado y humillado, como supone debe ser normal cuando te dejan enfrente de tu familia, pero a la vez hay otro sentimiento extraño, porque no tiene ganas de echarse a llorar, es algo diferente. Jongin se lleva una mano al pecho, ¿hay algo que se habrá perdido todos estos años? ¿habrán signos que nunca haya visto con anterioridad? Voltea la vista porque verla ahora mismo es demasiada presión, sólo quiere respirar y su mente hace esta cosa donde comienza a buscar, en pánico, entre todos sus recuerdos, en si debió saberlo o no.

Son sólo minutos lo que pasan, pero se sienten como horas entre ambos, el silencio congelándose incómodamente entre ellos por primera vez. Algunas personas dejan indignadas el salón, pero la mitad está igual de paralizada que él, como si esperaran a ver su reacción para enseñarles una pauta a seguir. Jongin ordena sus pensamientos y consigue la fuerza de mirar a Taeyeon por fin. Quiere estar enojado, pero no puede. Aún la ama, y no podría herirla; no podría obligarla a estar una vida con él si queda la posibilidad de que ella se sienta infeliz entre tanto. No está triste, él no, pero el sentimiento extraño sigue creciendo, y Jongin nota que por primera vez en toda la velada se siente tranquilo, la confesión de la chica quitándole un peso de encima. Es absurdo, que hayan vivido juntos tanto tiempo, y nunca hayan hablado de esto, ahora sí siente ganas de llorar pero por la ridiculez de la situación. ― Noona, está bien. ― El ex-novio murmura, jalando de su brazo para atraerla a su pecho y abrazarla; un suspiro aliviado sale de sus labios ― A decir verdad, no creo esto sea una buena idea... Bueno, digo...No creo que sea tan heterosexual tampoco ― Y sonríe, esta vez feliz. Se siente satisfecho por primera vez, en millones de años. ― Vamonos de aquí ― él añade en un susurro sólo para ella ahora.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: a thousand years later

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.