Últimos temas
» The Silenced: Academia Gyeyag - Af. Élite
Dom Nov 13, 2016 9:26 pm por Invitado

» ¿Qué estás pensando?
Vie Oct 21, 2016 7:57 am por Shim Chang Min

» registro de grupo
Mar Oct 18, 2016 12:53 am por Min Yoon Gi

» — Determination { Afiliación Élite - Cambio de link/nombre }
Sáb Oct 01, 2016 6:23 pm por Invitado

» Mind your own bussiness [Yuri]
Jue Sep 29, 2016 4:35 am por Kwon Yu Ri

» The Change || Twilight || Normal || Cambio de botón
Jue Sep 22, 2016 3:03 pm por Invitado

» Entre relojes de arena
Mar Sep 20, 2016 10:59 am por Shim Chang Min

» The Change || Twilight || Apertura || Normal
Lun Sep 19, 2016 10:28 pm por Invitado

» Skyfalls RP -Elite.
Lun Sep 19, 2016 5:18 pm por Invitado


Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Byun Baek Hyun el Lun Jul 18, 2016 4:53 am


Kim Jong In & Byun Baek Hyun. Un bar cualquiera, zona de marcha de Seúl. 4:30 a.m. Not only you...

Una copa de whisky se movía de forma arrítmica e irregular en el fuerte agarre con el que Baek Hyun había decidido obsequiarla. Sus dedos se apretaban entorno al cristal, dejando marcadas las huellas de su culpa, mientras sus labios se dirigían hasta el borde para dar un buen trago a su contenido. Ya ni siquiera alcanzaba a ver nada, sus ojos se habían enrojecido, y la escena frente a sí no constituía más que una mancha difusa sin sentido. Si se concentraba tal vez podría distinguir personas, mesas, una… ¿qué era eso que se balanceaba con tanta soltura? No logró averiguarlo antes de que su banqueta perdiera el equilibrio y terminara por precipitarse de buces contra el suelo. Separó los labios con intención de emitir por ellos algún tipo de quejido, pero de su garganta únicamente salió una risa desquiciada que quedó engullida por la música del ambiente. ¿Debía haber notado dolor? Quizá sí, pero había bebido tanto alcohol que podía sentir todo su cuerpo anestesiado; seguramente mañana tendría un gran moratón en la cadera… Ese pensamiento le arrancó una carcajada más estruendosa que la anterior, pero de igual manera que antes, volvió a quedar ensordecida por el ruido de fondo, que ponía a bailar a la mayoría en aquel bar.

Se sujetó a la pata de aquella alta banqueta para tener un apoyo que lo ayudara a ponerse en pie. Sus piernas temblaban, incapaces de soportar con comodidad su peso, mientras en su estómago todo lo injerido –alimentos y bebidas- comenzaban a darle vueltas, amenazando con escapar de su cuerpo. Por un momento el mundo giró a su alrededor, y su pecho se fue de frente contra la barra, donde derramó varios vasos con algo de bebida precisamente por caer justo encima. Su copa… ¿dónde había dejado su copa? Sin erguirse la buscó con la mirada, pero no alcanzó a distinguirla ente la multitud de recipientes que ya había. Quería seguir bebiendo, ¿por qué el destino le ponía pruebas tan complicadas? Suspiró con completa resignación, permitiendo que los párpados cayeran para velar sus ojos. No podía dormirse. No debía dormirse. No ahí. Pero Morfeo parecía llamarlo con una voz cada vez más alta y seductora, y a Baek Hyun cada vez le costaba más resistirse a su encanto.

Pero entonces escuchó su nombre en un lento murmullo, pronunciado con una seductora cadencia directamente contra su oído. Se irguió como pudo, dándose un débil impulso con las palmas de las manos, y pronto se giró hacia el hombre que en todo momento había permanecido a su lado. Sus intenciones se veían de lejos, pero Baek Hyun ni siquiera trató de prestarles atención, tan empeñado como estaba en terminar el poco líquido que aún quedaba en el recipiente de vidrio que había conseguido rescatar de la barra. Y así copa tras copa. Pero aun cuando lo miraba a los ojos y veía aquel lascivo brillo asomando a sus pupilas, lo único que hacía era acercarse más, de tal modo que aquellos pequeños roces le dieran pie a comenzar un vicioso juego que no tenía pinta de terminar aquella noche, sino a la mañana siguiente, en la cama de algún hotel. Una risa tonta escapó de sus labios, había ido hasta allí con un claro propósito que pensaba cumplir, y afortunadamente había encontrado buena compañía dispuesta a satisfacerlo. Nunca hasta la fecha se había planteado mantener un tipo de relación semejante, pero después de que viera a Kai y Sehun enzarzados boca con boca la curiosidad se había apoderado de él, y, lejos de expresar sus deseos en voz alta, había ido hasta aquel bar para perder la conciencia y la noción del tiempo, y entregarse al delirante placer que tanto necesitaba experimentar. Las consecuencias... a decir verdad, ni siquiera se paró a pensar en ellas.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Kim Jong In el Mar Jul 19, 2016 7:49 am

Él no podía recordar veces donde se encontrase más cabreado que ahora. A decir verdad, era como un mix de emociones lo que se encontraba sintiendo en este mismo momento, pero más que nada era sólo un poco de molestia, y decepción predominando en la mezcla, quizá.

Pero si hay que culpar al mayor de decepcionarlo no es acá donde debe hacerlo. No empezó así, sino más bien hace unas semanas atrás, cuando Jongin nota que Baekhyun actúa bastante distinto de lo usual, y en vez de ser recibido con un hyung cálido y bromista que pasa su brazo por sus hombros y lo imita y lanza bromas hacia él sin darle tregua, Jongin es recibido por una persona que huye de él, básicamente.
La situación sigue así por un tiempo hasta que Jongin decide ser el civilizado y hablar con él, preguntarle qué es lo que ocurre, si hizo algo malo por lo que pueda disculparse, o eso planea hacer, pero lo que realmente pasa es que Baekhyun no da respuesta alguna, sonríe y sigue con su vida como si Jongin ni existiera y lo evita como si tuviera un tipo de peste mortal, o peor. El menor se siente lo bastante desesperado entonces como para intentar idear un plan, uno que haga que Baekhyun vuelva a la normalidad al menos.

De esta manera, finalmente, es cómo termina en un club, mirando a su hyung desde la distancia, ¿cuándo se convirtió el plan en seguir al mayor por el club? él no lo sabe, pero lo mira vaciar vaso y vaso de alcohol mientras se mantiene fuera de su vista. - Por un momento piensa si esto no es cruzar un límite, o algo, pero concluye que tiempos desesperados requieren de medidas desesperadas- Baekhyun aún parece no saber que Jongin se encuentra allí también, muy perdido en sus propios pensamientos cuando un tipo se le acerca desde kilometros; sus ojos oscuros posados en Baekhyun como si hubiera sacado la lotería o algo, y él sólo mira, estupefacto, ¿cómo puede ser tan idiota? Jongin piensa y  no sabe cuando se pone a caminar pero ahí está él, empujando lejos los avances del tipo mientras evita su mirada; Baekhyun no captando lo que sucede aunque Jongin lo arrastra desde la muñeca hasta afuera del club, ignorando lo que sea que el tipo grite en su dirección.

Espera a que estén unas calles más lejos del club, en un lugar que les de algo de privacidad y sólo entonces suelta el brazo ajeno mientras frunce el ceño en desaprobación, ojos examinando a baekhyun de arriba a abajo mientras intenta descifrar qué tan ebrio está. — ¿eres estúpido o qué? —finalmente decide decir.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Byun Baek Hyun el Vie Jul 22, 2016 10:13 pm

Todo había sucedido demasiado rápido. Deshonestas intenciones latiendo sin excusa en el ambiente, una boca que lo buscaba, la complaciente respuesta de Baek Hyun y… entonces todo su mundo comenzó a dar vueltas.

Ni siquiera le dio tiempo a visualizar a Jong In cuando éste ya lo había apresado por el brazo. Fue apenas un instante, pero lo suficiente para tener que agarrarse de su compañero de grupo si quería evitar terminar contra el suelo. Su punto de equilibrio no se encontraba en su plena lucidez, desde luego, culpa de las muchas copas que había ido consumiendo aquella noche en su deseo por nublar su juicio más racional. Y precisamente la persona de la que trataba de escapar había terminado por encontrarlo, y quizá en uno de los momentos más patéticos y vergonzosos para Baek Hyun. Aunque para él no esa noche, desde luego, pues su mente se mantenía en una especie de abotargamiento temporal que le impedía sentir ese tipo de emociones de forma directa. El bochorno vendría cuando, al día siguiente, los recuerdos asaltaran su conciencia, pero quién estaba ahora para pensar en “nimiedades” como aquélla. Baek Hyun no.

Sin oponer resistencia ni emitir juicio alguno lo siguió en la dirección que el otro marcaba. Pensó que se lo llevaría a casa -si es que en esos momentos estaba para pensar algo, sino podemos llamarlo, simplemente, intuición-, pero terminaron por detenerse a apenas unos metros de la propia discoteca. Vale, iba borracho, pero no tanto como para no entender la situación en la que estaba metido; esa expresión no le gustaba. Pero no se amedrentó.

Alzó la cabeza para poder verlo directamente a los ojos a pesar de los nueve centímetros de diferencia en su altura, y entonces fue él mismo quien frunció el ceño en desaprobación. – Y qué te importa a ti. -Su mirada se afiló, dispuesto como estaba a soltarle dejar salir todos aquellos pensamientos que se había estado guardando desde que lo viera con Se Hun. – Tú también lo haces con Sehunnie, ¿no? -Sonó como una pregunta aunque no estuviera esperando respuesta, era obvio que sí, y ambos lo sabían. – No me malentiendas, no te recrimino nada. Es sólo que os vi a él y a ti el otro día, y desde entonces cada vez que te miro me viene la misma imagen a la cabeza. -Dejó escapar un suspiro y elevó la mano hasta su propio cabello para entrelazar entre sus mechones las puntas de los dedos, en un gesto más bien resignado. – Quería probar cómo se siente estar con un hombre. -Se encogió de hombros intentando restarle importancia, no sabía si de cara al otro o consigo mismo. Pero de alguna manera, después de haber presenciado aquella escena entre Se Hun y Jong In, toda la atención de su parte se había centrado sólo en Jong In y únicamente se sentía incómodo estando con él, mientras que a Se Hun podía seguir tratándolo como siempre.

Y eso era lo que menos le gustaba de todo, el motivo por el cual lo había estado rehuyendo. Pero ahora lo tenía de nuevo frente a sí, y consigo mismo podía escudarse en el alcohol y en el reciente intento fallido, así que fue directo; quizá demasiado. – Jongin, acuéstate conmigo.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Kim Jong In el Dom Jul 24, 2016 5:25 am

El aire a su alrededor está más frío de lo que debería ser posible en una noche de verano, pero no hace mucho por bajarle la temperatura a los humos de Jongin. Es bueno que haya soltado al mayor hace unos segundos porque nunca ha sentido tantas ganas de sólo querer golpear a alguien y ya. No le gusta para nada, le hace sentir como una persona distinta. Él pasa sus manos por su frente en un gesto vano para calmarse, pero el mayor parece tener otros planes para la noche; su boca soltando una bomba tras bomba y él intenta con cuidado esquivarlas y no hacer explotar ninguna de ellas.
Está enojado, eso es cierto, pero no hará algo estúpido esta noche, por lo que da un paso atrás y piensa cómo decir lo que realmente quiere decir con cuidado — Estoy preocupado por ti, hyung. — él comienza — No es asunto mío, tienes razón, pero sólo quería que estemos bien; lo siento — el bailarín comenta despacio. Su mente se pierde un segundo en cómo es que él sabe; es cierto que nunca ha hecho algo especial por ocultar la naturaleza de su relación con Sehun, pero tampoco puede pensar en algún incidente especial donde se les haya escapado de las manos. Brevemente piensa en preguntar esto, pero otra vez, su hyung tiene otros planes.

Por unos segundos las palabras lo hacen sentir como si el aire se le escapase de los pulmones o algo así, como un golpe directo en el plexo solar, y entonces sólo puede mirar al mayor en estupefacción total, pestañeando en confusión —¿Disculpa? — Jongin murmura entre gruesos labios, casi más como para si mismo que para el contrario. Las palabras giran en su cabeza y él la sacude furiosamente, como si esta acción fuese a aclarar sus pensamientos. No puede creer lo que acaba de pasar y ahora su lengua se siente un poco adormecida, muy torpe como para responder algo coherente.
Unos minutos más pasan entre ellos antes de que él encuentre sus palabras. Jongin mira a Baekhyun otra vez, piensa en pedirle que repita lo que dijo último otra vez, por si no escuchó bien la primera vez. Sin embargo luego se lo piensa mejor, y su ceño fruncido casi permanente de esta velada se apodera de su rostro de nuevo — Yo no soy algún juguete con el que puedas experimentar cuando te aburras de tu vida, hyung — Nuevamente coge el brazo del mayor y tira de este — No, vamos a casa antes de que hagas algo estúpido, si?
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Byun Baek Hyun el Mar Jul 26, 2016 6:03 pm

Iba dilucidando con cada vez mayor claridad la bochornosa situación, al punto de torcer sus comisuras en una mueca de irónico desagrado. De algún modo era consciente de sus propias palabras, de aquella petición que para el menor podría incluso rozar lo descabellado, del deseo implícito en el fondo de unas pupilas ahora fijas en un rostro que únicamente mostraba confusión. Pero todo lo sentía ajeno a sí mismo, era él quien se estaba pronunciando, y sin embargo su conciencia había quedado fuera de juego, recogida en algún punto inaccesible de sus pensamientos;  ¿y qué decir de su moral? Había sido engullida por el alcohol y la falsa complacencia, extinta entre los retazos de una realidad rota. Sólo dos eran las opciones: remendar los jirones hasta devolverle a la noche su máximo esplendor o... desechar toda posible réplica, abandonando por fin la idea que nunca debió haberse instalo en su mente. Pero, embriagado por la imperiosa necesidad de poseer aquellos labios y empujado en gran parte por el alcohol, detuvo todo posible avance que los dirigiera lejos de aquel escondido callejón.

Resultaba peligroso, pero a veces la adrenalina es lo único capaz de darle un poco de emoción a la vida.

Estiró del nuevo agarre con fuerza no medida, no para soltarse, sino para atraerlo hacia sí, y una vez lo tenía ya casi sobre él se encargó de sujetarlo por ambas mangas para ejecutar un giro que cambiara sus posiciones en un ángulo de 180º. Lo empujó contra la pared sin delicadeza ni cuidado, y luego apoyó ambas manos contra el muro justo una a cada lado de sus hombros con la inmediata intención de cercarlo. No pidió opinión ni midió su ánimo, únicamente apretó sus bocas en un beso cuyo objetivo no radicaba en el decoro; devoró aquella húmeda cavidad con una intensidad apropiada al momento, y un escalofrío de placer recorrió su columna vertebral con una absurda certeza, anulando por completo la poca capacidad de raciocinio de la que aún gozaba. Pero cuando el aire comenzó a faltar se vio obligado a separarse. - No, no lo eres, pero parece que no te das cuenta. -Dijo, y su voz resonó como un eco contra sus labios. Su tono había resultado agresivo pero no hostil, y aquel mismo deseo que la oscuridad opacaba en sus ojos era transmitido en el hilo emitido por sus cuerdas vocales.

Debía detenerse, acallar sus palabras y fingir que ninguno de aquellos repentinos actos había tenido lugar, pero el tenerlo tan cerca le nublaba los sentidos. Fue entonces cuando se dio cuenta de que ya era demasiado tarde, no podía parar. No quería hacerlo. - Jongin, estoy más excitado desde que salimos fuera que durante los coqueteos con ese tío. -Su respiración estaba agitada, pero su voz era firme. Y para darle cuenta de ello apretó sus caderas, provocando que la erección se le clavara en la pierna. - ¿Que no entiendes por qué vine hasta el bar? No podía plantarme frente a ti y decirte 'Kai, fóllame'. -Apenas hablaba en un susurro, haciendo temblar sus labios debido a la cercanía, y el aliento ajeno se colaba directamente en el interior de su boca a través de aquella misma apertura. ¿Por qué tenía tantas ganas de volver a besarlo? Resultaba tan tentador... ¿Lo cierto? No le importaban en absoluto ni los motivos ni las razones, así que, dejándose llevar por sus más bajos instintos, volvió a estampar sus labios en un beso, una vez más sin pedirle ningún tipo de permiso. Estaba jugando con fuego...
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Kim Jong In el Jue Jul 28, 2016 8:21 pm

Todo pasa muy rápido como para que él lo entienda correctamente. Un segundo está frunciendo el ceño ante las palabras del mayor, y al otro ya está siendo apoyado -o más bien acorralado- contra una pared, pestañeando ante el culpable de todo. Baekhyun parece muy ido de si mismo, y Jongin hace cálculos rápidos en su mente; piensa por un momento en cuán fácil sería sólo empujarle con su brazo y verlo caer confundido. Baekhyun puede ser mayor y definitivamente sigue siendo un hombre -oh hay evidencia de eso presionándose contra él en maneras que no quiere poner su mente a contemplar ahora-  pero no es tan muscular o pesado como para suponer una complicación real ante su plan; y el hecho de que haya consumido su propio peso en alcohol definitivamente debe ser un punto a su favor.

Está cerca de un colapso mental, con muchas cosas sucediendo a su alrededor como para entender las palabras del contrario, cuando encuentra labios posados sobre los suyos, Jongin pestañea unas dos o tres veces más, confuso ante el acto pero acaba por volver a fruncir el ceño de igual manera. Sus manos rápidamente intentan deshacerse de su agarre y encierro. El pensamiento de empujarle vuelve a su mente, más ruidoso que las veces anteriores pero él acaba volteando su rostro y restregando la palma de su mano viciosamente contra sus labios como si eso fuera a retroceder el tiempo y haber prevenido el contacto. —Hyung, detente — Jongin dice, mucho más confundido de lo que debería estar. Baekhyun hace caso omiso y las palabras siguen eruptando de sus labios como agua de una fuente. El menor sólo quiere que se guarde silencio, no quiere escucharle y por dentro bloquea las palabras tan pronto las registra— Por favor detente y sólo vayamos a casa. — él pide, su voz baja minúscula, pero el otro le ignora, y Jongin acaba siendo besado de nuevo, la pequeña protesta que emite acallada por contacto.

A decir verdad nunca ha sido una persona que rechazaría besos bajo circunstancias normales, no sabe por qué, pero la basorexia creció fuerte con él. La cosa es que se fuerza a si mismo a recordar que esta no es una instancia normal, y Baekhyun no está en su sano jucio. Tiene alcohol corriendo por sus venas y ahora con prácticamente cero distancia seperando a ambos, Jongin siente el hedor del alcohol golpeando su nariz, básicamente. Quiere morderle los labios en rabia cuando es besado por segunda vez. Decide que ha tenido suficiente y termina por realmente empujarle esta vez, quizá un tanto más despacio de cómo tenía planeado originalmente. Intentando prevenir más desastres esta noche, Jongin sujeta a su hyung con un agarre comandante en una de sus muñecas, impidiendo que caiga de espaldas por el golpe — Nos vamos a casa. Ahora cállate y camina — él informa,  porque ya pasó su límite y está cabreado a más no poder. No está para pedirle amablemente que coopere, y poe primera vez en la noche deja de usar su discurso formal mientras comienza a caminar en dirección a la calle, jalando el brazo ajeno en todo momento.

Jongin espera que el vocalista mantenga su boca cerrada el resto del camino, o no se confía con las consecuencias. Nunca ha alzado un puño a alguien desde los dieciséis, muy confiado en su nueva habilidad para salirse con la suya con un par de palabras dulces, pero si las cosas llegan a eso, Jongin ya perdió su paciencia.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Byun Baek Hyun el Dom Jul 31, 2016 3:41 am

El empujón logró desestabilizarlo, a tal punto que, de no haberlo sujetado el otro, se habría irremediablemente precipitado contra el suelo. Y no se debía tanto a la sorpresa que había sentido, a lo inesperado de aquel golpe, como al efecto que el alcohol había tenido en su -ahora nulo- punto de equilibrio. ¿Cuánto había bebido? Ni lo sabía, pero habría resultado suficiente para llevar a cabo sus propósitos si no fuera porque Jong In había aparecido de repente. Jong In... ¿por qué estaba tirando tan fuerte de su muñeca? Intentó librarse un par de veces, mientras caminaba tras él sin oponer más resistencia que aquella. Le costaba aún asimilar todo lo que había ocurrido, y desde luego su capacidad para sentir vergüenza o pudor seguía perdida y sin muchas intenciones de reaparecer, al menos en las siguientes horas, ¿pero qué importaba ahora? - Jongin... -llamó al menor con una voz que dejaba en clara evidencia su estado de embriaguez. - ¿Por qué tenemos que regresar a casa? Quiero volver al pub, me lo estaba pasando bien. -Dijo en una débil protesta, mientras sus pies iban golpeando el asfalto en cada pisada.

Un errático paso lo hacía tambalearse de un lado a otro, aunque su fuerza no era suficiente para arrastrar al otro consigo, y aun así por poco estuvo en varias ocasiones de precipitarse contra el suelo. Ah, ¿por qué era tan difícil caminar? - Jongin, no vayas tan rápido. -Volvió a protestar, aunque sonaba más bien poco convincente. Pero apenas habían avanzado unos metros, los suficientes para dejar atrás aquel callejón, un tropezón hizo que se precipitara sobre el cuerpo del menor, y de no ser porque el otro estaba más en sus cabales que Baek Hyun habrían terminado ambos en el suelo. Aun así el mayor no quería seguir caminando, así que, aprovechando el momento de vacilación que siguió al choque, se aferró con la mano libre a su honbro y trató de subírsele en la espalda. - Jongin, me canso de caminar, llévame. -Se aferró con fuerza, acomodándose como pudo en aquella postura. Al principio incluso parte de su cuerpo colgaba mal colocada, pero pronto consiguió ponerse bien y le rodeó el cuello con los brazos, y así luego apoyó la cabeza en su hombro y cerró los ojos, había decidido que era buen momento para dormir.

Lo cierto es que Baek Hyun poco se estaba enterando de las cosas, ¿habían avanzado mucho o apenas habían dado unos pasos? ¿Se estaban realmente moviendo o era todo una mera percepción de su mente? Quién sabía, pero desde luego poco importaba, él ahora había encontrado un lugar cómodo para estar y sólo quería dormir, dormir sin separarse de allí. Ya el otro podía hacer lo que quisiera y llevarlo donde le viniera en gana. - Jongin, eres cómodo... -Susurró contra su oído, pues era el lugar donde quedaban sus labios, y luego se aferró con mayor fuerza a él para no caerse. Tampoco quería que el menor lo hiciera bajarse de allí, estaba cómodo y quería dormir. Sí, dormir...

Por su mente volaron multitud de ideas, todas basadas en alguna realidad idílica completamente alejada de ésa en la que se encontraban. En un intento por conectar con la tierra pensó en el pub, en cómo era que había llegado hasta allí, en la camarera sirviéndole una copa... espera, ¿era hombre o mujer? Vale, de eso no se acordaba, así que sus pensamientos se giraron hacia él mismo bebiéndosela, una tras otra. Y luego vino el tipo aquel, y entonces entraba Jong In en escena y se lo llevaba de allí, y una vez fuera llegaba el beso. Aaaanda, es verdad, lo había besado. Y una risilla entre nerviosa y divertida escapó de sus labios.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Kim Jong In el Jue Ago 04, 2016 7:17 am

— Porque yo lo digo y ya — responde. Para alguien mayor, Baekhyun de verdad no sabe seguir instrucciones, él cree.
Esas son las últimas palabras que él decide escuchar mientras camina, una mano firme sosteniendo el cuerpo de su compañero cuando él avanza, opta por ignorar el resto de las protestas del cantante. Por un momento esto parece ser una buena solución, hasta que sin saber cómo, Jongin se encuentra con kilos de Baekhyun borracho en su espalda y el peso le hace tambalearse un poco, pero rápidamente consigue estabilizarse. Él suspira, ya vencido, y decide dejar que el mayor se le encarame mientras él sujeta de sus rodillas para mantenerle en lugar. A este paso está convencido de que cuando muera irá al cielo. Sólo hoy ha salvado al mayor en un par de ocasiones, contra su mejor juicio. Si eso no constituye a una acción buena, él no sabe qué lo es con exactitud. Asiente lentamente ante su pensamiento y sigue caminando.
Su plan inicial había sido sólo ir hasta los dormitorios como todo el mundo; sin embargo esto prueba ser especialmente difícil cuando debe cargar con otro hombre en su espalda, y Baekhyun no es tan delgado como parece. Jongin lamenta su suerte y cambia de idea; ahora sólo irán a pedir un taxi que los lleve y con suerte eso suceda rápido ya que no está seguro cuánto más puede aguantar así. El mayor emite una pequeña risilla acá, hace que Jongin levante una de sus cejas y dirija el gesto a nadie en particular — ¿Qué es tan gracioso, hyung? — él inquiere, deteniéndose unos segundos para acomodar a Baekhyun otra vez, haciéndolo saltar sutilmente y continuando el paso otra vez.

Cuando llegan a la calle, Jongin se encuentra agotado. Piensa en pedirle al contrario que se baje de su espalda, pero parece estar fuera de alcance, muy metido en sus propios pensamientos como para cuestionarse qué necesita su mula de carga en turno, por lo que tendrá que ser a la fuerza nada más, él supone. Con lentitud deja a Baekhyun sentado en alguna banca de la calle para él llamar a un taxi de los que pasan en la calle y comentarle a donde se dirigen. Luego lo único que resta por hacer es la parte más díficil. Otro suspiro se escapa de sus labios cuando considera esto, camina hacia su compañero de grupo y pasa un brazo ajeno por sus hombros. — Hyung, ¿puedes caminar? — él murmura despacio cerca de su oído. Si bien estuvo apunto de golpearle hace unos minutos atrás, ahora se ve tan pacífico que Jongin no puede encontrar razón suficiente para molestarlo, se dedica a empujarle con suavidad al asiento trasero para después trepar con cuidado a su lado.
Repite la dirección a donde van otra vez más antes de cerrar la puerta y acomodarse en el asiento. Es cuando está constantemente quieto que su cuerpo le recuerda que cargó en su espalda a un adulto de veintitantos años. Definitivamente le dolerá mañana, él lamenta, buscando la cabeza del otro para palmear su cabello con cuidado. — Intenta no vomitar, hyung —
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Byun Baek Hyun el Vie Sep 02, 2016 12:48 am

Sus ojos, lejos de cerrarse, vagaban de un lado a otro, fijándose no sólo en los transeúntes con los que se cruzaban, sino también en el paisaje nocturno, en las baldosas del suelo, ¡Y EN LAS FAROLAS! Tenían tanta luz que parecían hipnotizar su mirada, como un reclamo para que la girase hacia ellas. A pesar del intenso frío de la calle el cuerpo del menor estaba tan caliente… se sentía tan a gusto allí… Su boca se abrió en un bostezo, y al mismo tiempo que se cerró, lo hicieron también, por fin, sus ojos. Cuando se dio cuenta los abrió de repente, pero de nuevo volvían a caerse, sus párpados le pesaban, y aun a pesar de ir andando, estaba comenzando a dormirse. – No lo sé, Jongin, tengo sueño… -Volvió a repetir, apretándose más contra su espalda y emitiendo un pequeño ronroneo de gusto.

Mucha gente los estaba mirando, tomando incluso fotos, puede que al día siguiente fueran portada de revista y centro de todas las noticias, que saltara un escándalo por su tremenda borrachera, y que incluso comenzara a especularse acerca de una posible relación entre ellos. Pero en esos momentos a Baek Hyun nada de aquello le importaba; él estaba con Jong In, lo llevaba a casa con él, y eso era lo único que le importaba, de repente y en un extraño arrebato no quería separarse de su lado, quería dormir allí, junto al menor.

Fueron por la calle a donde quisiera que lo estuviera llevando, realmente no era muy consciente al respecto, de manera que se limitó a dormitar primero en su hombro, y luego en el asiento del taxi en el que no tenía constancia de haberse subido. Pero, cuando abrió de nuevo los ojos ante la indicación ajena, estaban en uno, y, puesto que dudaba que hubiera llegado hasta ahí por ciencia infusa, supuso que lo habría hecho en algún momento. Porque vale, estaba borracho, pero no loco, y ni aun en tales circunstancias se tragaba todas esas cosas sobre magia y encantamientos. Movió los pies de forma mecánica, aún le pesaban los párpados, y le costaba más mantenerlos abiertos que cerrarlos, pero en cuanto llegaron y se colocaron frente a la puerta de su apartamento enseguida supo que, aun queriendo entrar en su cama y dormir hasta que la noche se hiciera día, le iba a resultar, por demás, imposible. Llamémosle intuición.

De igual manera se acomodó en el sofá cuan largo era, encogiendo al mismo tiempo las manos para colocarlas contra su pecho, como si estuviera sosteniendo algo muy valioso. Pero, efectivamente tal y como su mente de borracho predijo, se sentía inquieto, intranquilo, y dormir era la última de las posibilidades que, para su desgracia, su mente barajaba. Sus ojos se mantenían abiertos de par en par; aquello posiblemente radicaba en el hecho de que temía que, si conciliaba el sueño aunque fuera por apenas un par de minutos, cuando despertara el menor ya no estuviera allí, y se viera de nuevo solo en medio de la amplia habitación, con aquella angustiosa sensación rondándole. Rápidamente se incorporó, apoyando los pies contra el suelo para quedar sentado, y clavó la mirada directamente sobre Kai, que aún continuaba de pie frente a él. - Quiero otro beso, se sintió bien antes. ¿Por qué no me lo quieres dar? -Y una sonrisa tonta, ESTÚPIDA, acudió, rauda, a sus labios. Ya comenzaba a pensar con lucidez, pero, aunque había querido decir algo más inteligente, o darle las gracias al menos, parecía que el alcohol todavía seguía dirigiendo sus respuestas y reacciones. Suspiró cansado, cansado principalmente de sí mismo, y apoyando las manos contra el asiento del sofá se puso en pie.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Catálogo de demandas [Priv. Kai]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.