Últimos temas
» The Silenced: Academia Gyeyag - Af. Élite
Dom Nov 13, 2016 9:26 pm por Invitado

» ¿Qué estás pensando?
Vie Oct 21, 2016 7:57 am por Shim Chang Min

» registro de grupo
Mar Oct 18, 2016 12:53 am por Min Yoon Gi

» — Determination { Afiliación Élite - Cambio de link/nombre }
Sáb Oct 01, 2016 6:23 pm por Invitado

» Mind your own bussiness [Yuri]
Jue Sep 29, 2016 4:35 am por Kwon Yu Ri

» The Change || Twilight || Normal || Cambio de botón
Jue Sep 22, 2016 3:03 pm por Invitado

» Entre relojes de arena
Mar Sep 20, 2016 10:59 am por Shim Chang Min

» The Change || Twilight || Apertura || Normal
Lun Sep 19, 2016 10:28 pm por Invitado

» Skyfalls RP -Elite.
Lun Sep 19, 2016 5:18 pm por Invitado


like boys do.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

like boys do.

Mensaje por Kim Jong In el Lun Ago 29, 2016 1:21 am

En donde Kyungsoo se vuelve Kyungri y Jongin es Jungah.

Jungah revienta el globo de su goma de mascar cuando ya está al frente del lugar. Ella podría llegar con los ojos cerrados a esta dirección -es más o menos lo que hizo, de hecho- y toma su celular para avisarle a Kyungri unnie que ya está en frente de su casa por el chat de kakaotalk. "Unnie", lee el mensaje "ven a abrirme" y luego hay muchos stickers de un perrito triste, porque Jungah no sería Jungah si no aprovechara cada instancia para llenar todo con cachorros.
Es un sábado por la noche, el aire es frío, y ella está esperando afuera de una casa de dos pisos para que su mejor amiga le abra la puerta. Jungah tiene un flequillo que ha crecido demasiado y ahora descansa incómodamente a ambos lados de su rostro; su cabello llega hasta su cintura y está estilizado en despreocupadas ondas que Kyungri le enseñó a hacer el sábado pasado. Ella trae shorts demasiado cortos para el clima y un suéter demasiado grande para su torso, con una mochila de jeans colgando de su hombro, llena de suministros necesarios para la noche. Ella vino extra preparada esta vez. Trae máscaras faciales para que prueben, muchos frascos de esmaltes de uñas, cientos de golosinas y su saco de dormir, aunque siempre acaben con las piernas enredadas en la cama de la mayor, susurrando secretos entre ellas hasta que se duermen acurrucadas juntas.

Será una noche divertida. — Ella piensa, formando un globo con el caramelo otra vez.

Finalmente tras oír unas pisadas y un pequeño movimiento, la puerta se abre, revelando a su mejor amiga.  Do Kyung Ri está bajo el marco con su cabello desordenado y ese pijama de Victoria Secret que compraron juntas una vez para animarse luego de los exámenes. Jungah hace un puchero al mirar a su amiga. "Debe ser lindo poder lucir escotes en V" ella lamenta su suerte antes de sonreír de oreja a oreja y afirmar su mochila con más fuerza. Ha pasado sólo un día desde que no se han visto, pero por alguna razón siente que le había extrañado mucho.

—¡Unnie!— Ella chilla, y sin perder tiempo envuelve sus brazos alrededor del cuello de la mayor apenas puede. Kyungri y ella han sido mejor amigas slash hermanas juradas desde que el niño que le gustaba a Jungah hace unos años le rechazara frente a toda la escuela diciéndole que era fea y haciéndola llorar ríos, lo que a su vez hace que una Kyungri acabe golpeando al chico en pleno rostro. Ella medía menos que él, incluso entonces, pero eso no le detuvo de ser su heroína personal, y desde aquel día fueron inseparables, el material de rumores y fantasías escolares. Era imposible ver a una chica sin la otra cerca. —¿Veremos una película esta noche?— Jungah pregunta una vez decide separar el gesto y entra a la casa.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: like boys do.

Mensaje por Do Kyung Soo el Sáb Sep 03, 2016 7:39 pm

KyungRi era de las típicas chicas carilargas con un humor de perros. Por ello, era muy selectiva con su grupo social, siendo realmente muy pocas las amigas que tenía. Y era una sorpresa que ella y JungAh fueran amigas, ya que KyungRi solía tratar con personas mucho mayores que ellas, creando así un carácter maduro desde pequeña. Las dos eran agua y aceite, KyungRi demasiado seria y JungAh siendo demasiado infantil; pero, con el paso del tiempo, ella aprendió que JungAh era, además de infantil, tierna, leal, y sabía escucharla muy bien en sus momentos de crisis en donde le gustaba exagerar las cosas. Se habían hecho tan cercanas, compartiendo secretos, dedicándose canciones románticamente bobas por bromas que para KyungRi terminaron no siendo tan en broma, asustándole el hecho de que, quizá muy dentro suyo, JungAh empezaba a ser más que una amiga, aunque sabía que la otra nunca la vería de otra manera.

Esa noche habían de quedado para tener otra pijamada, donde se sentarían juntas en la sala con chucherías a ver películas de graciosas o me miedo, riéndose una de la otra por las caras que pondrían. KyungRi se echa encima de su cama, dedicándose a esperar y, sorpresivamente, se queda dormida porque los días anteriores había estado tan a la expectativa de esta noche, que no había podido conciliar bien el sueño.

No sabe cuánto tiempo pasa, pero el timbre la despierta estrepitosamente, su corazón latiendo a mil por el susto. Con pereza se levanta y se dirige a la puerta, abriéndola tímidamente para revelar a una JungAh demasiado tierna e inocente para su gusto. Entrecierra los ojos por tanto brillo y rosa que tiene la otra, y sus tímpanos lloran ante el chillido que emite, deslizando sus manos por las caderas ajenas en un abrazo. Cuando se separan, cierra la puerta rápidamente para trotar y quedar al lado de JungAh, echándole un pequeño vistazo a lo que lleva. — ¿No hacía demasiado frío afuera como para llevar unos shorts? — ella pregunta, notando que su amiga es demasiado despreocupada con su salud, posteriormente contestando la pregunta que le hizo. —Sí, estaba pensando que podríamos ver El libro de la selva, he conseguido la película en HD. — Kyung le regala una amplia sonrisa, emocionada ella también porque desde hace tiempo quiere ver esa película. —Ve acomodándote, iré a preparar palomitas. Y, JungAh—, mientras dice su nombre, jala de la mochila ajena para desprenderla de su espalda y cogerla en manos. —Yo me haré cargo de esto. Ahora sí, ve acomodando todo. —Le da un pequeño empujón en la espalda como si fuera una madre mientras se introduce a sí misma en la cocina, dejando la mochila en una pequeña mesa en el centro, sacando las cucherías que trajo su amiga y poniéndolas en un bol. Después coge un paquete de palomitas para hacer en el horno microondas y lo pone a dos minutos, lo necesario para que el maíz explote. Entre el tiempo en que las palomitas se hacen, ella acomoda dos vasos plásticos con una gran gaseosa, y coge como puede el bol en un brazo, la gaseosa con los vasos en otro, para llevarlos a la sala donde está JungAh.

La ve sentada como niña pequeña en frente del gran televisor y encima del colchón que KyungRi puso en toda la mitad, con muchas almohadas. Se inclina hacia abajo y deja las cucherías al lado de JungAh, —¿Necesitas ayuda para poner la película? — concluye, haciéndole extraño que JungAh aún no ponga El libro de la selva en el Blue-Ray.
avatar
Mensajes :
Edad :
Idol
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.